Planes Estratégicos de Seguridad Vial (PESV)

Los riesgos viales son una de las principales causas de accidentes y, en consecuencia, una prioridad para las empresas que los identifican como un asunto prioritario en su matriz de peligros y riesgos. Entre las organizaciones para las cuales este riesgo es de primera importancia se encuentran empresas que van más allá de aquellas compañías obligadas a contar con un plan estratégico de seguridad vial (PESV).

A partir de un juicioso análisis de los riesgos viales y prioridades específicas de las organizaciones con las que trabajamos, documentamos y planificamos las acciones, los mecanismos y las estrategias que se deben llevar a cabo para abordar la accidentalidad vial y reducir las tasas de accidentalidad de  tránsito.

Los planes estratégicos de seguridad vial desarrollados por la firma se ajustan en la Ley 769 de 2022 (Código Nacional de Tránsito), la Ley 1503 de 2011 y, particularmente, lo establecido en la Resolución No. 20223040045295 de 2022 del Ministerio de Tránsito, por medio de la cual se expide la Resolución Única Compilatoria en materia de Tránsito del Ministerio de Transporte. A su vez, para la estructuración de los PESV se tiene en cuenta la metodología para su diseño e implementación de acuerdo con el anexo técnico correspondiente en la resolución mencionada. 

Inicialmente las empresas se ubican en alguno de los siguientes tres (3) niveles: básico, estándar o avanzado, de acuerdo con su misionalidad, es decir si se trata de empresas dedicadas a la prestación del servicio de transporte terrestre automotor o una actividad distinta al transporte, y su tamaño. La ubicación en uno de los mencionados niveles le determina los pasos aplicables de conformidad con lo definido en la metodología establecida.

Estos planes, que se articulan con los sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo (SG-SST), establecen las acciones que se deben llevar a cabo en organizaciones para lograr la prevención de los accidentes de tráfico, de acuerdo a una gestión eficiente, que establezca con claridad las áreas involucradas, así como responsables y mecanismos de evaluación y seguimiento. 

Nuestro objetivo es garantizar la movilidad segura y la salud de los trabajadores teniendo en cuenta las mejores prácticas del transporte profesional y aspectos relevantes que se deben abordar con conocimiento, tales como la seguridad de los vehículos, mecanismos efectivos para el control del alcohol y otras drogas entre la población trabajadora y las características propias de la movilidad en zonas urbanas, entre otros.

Es importante tener en cuenta que, de acuerdo Anexo Metodología para el diseño, implementación y verificación de los planes estratégicos de seguridad vial (PESV), los PESV son obligatorios para todas las empresas dedicadas a la prestación de servicio de transporte terrestre automotor. A su vez, los PESV también son obligatorios para las empresas dedicadas a actividades diferente al transporte, a partir de que cuentan con una flota de vehículos automotores o no automotores entre (11) y (49) unidades o que contraten o administren entre dos (2) y cuarenta y nueve (49) conductores.