Soluciones para la Economía de Bajo Contacto (Low Touch Economy)

Mantener la productividad y la rentabilidad en una economía de bajo contacto (low touch economy) ha sido uno de los principales retos de las empresas desde el 2020. En este nuevo contexto hemos integrado nuestro know-how en seguridad y salud en el trabajo (SST) con una perspectiva de negocios para desarrollar soluciones específicas.

En este entorno, marcado por el cuidado de la salud de trabajadores, proveedores y clientes, entre otros, así como por el distanciamiento social, se requiere de creatividad empresarial y un fundado conocimiento de las mejores prácticas en SST. En este esfuerzo trabajamos en las siguientes iniciativas:

Asesoramos a las empresas que tienen que migrar del modelo tradicional de atención presencial a una efectiva presencia virtual, que se caracterice por la excelencia en el servicio, la comunicación continua y que tenga en cuenta los requerimientos específicos de los clientes. La educación en línea (online education), la ayuda profesional y la orientación por internet (online counseling), las reservas por internet (online booking) y el comercio por internet (e-commerce) ya no son tendencias, sino transiciones que hemos evidenciado y cuya puesta en marcha requiere de experiencia y un entendimiento transversal de los negocios. 

En este sentido también ayudamos a las empresas que cuentan con una importante población en teletrabajo a poner en marcha programas saludables, que abarcan tanto la alimentación saludable en casa, mediante kits saludables (home catering); programas de pausas activas; y ejercicios en casa a través de internet (online fitness).

Con el objetivo de garantizar una correcta vuelta a las oficinas y a las plantas de producción, trabajamos en conjunto con nuestros clientes en la toma de decisiones basadas en la evidencia, partiendo de un enfoque que procure la salud de los trabajadores y la reducción de la exposición a potenciales contingencias legales. 

Mediante una analítica diseñada para ayudar a las empresas a reabrir sus lugares  de trabajo, llevamos a cabo la revisión de los datos asociados a los riesgos a los que estarían expuestos los trabajadores en una ubicación determinada y así tomar decisiones más acertadas a partir de las condiciones en la sede de la empresa, así como de las rutas de transporte y la ubicación de los hogares de los trabajadores, etc. 

También asesoramos a las empresas en la organización de sus instalaciones para garantizar el cumplimiento de nuevos protocolos y procesos. Con base en el conocimiento de las operaciones de las compañías establecemos medidas efectivas para asuntos prioritarios, como la atención especial de ciertos grupos poblacionales, tales como los adultos mayores, las mujeres embarazadas y aquellas personas con determinadas condiciones de salud. 

En concordancia con la gestión al interior de las organizaciones también implementamos soluciones para proteger a las personas, a través del rastreo de los contactos de los empleados, así como la identificación  de ocupaciones y actividades riesgosas. A su vez ejecutamos planes de atención individualizados, que permitan la pronta recuperación de trabajadores que se estén recuperando en casa o se encuentren en aislamiento preventivo. 

Asesoramos a las organizaciones a concebir y ejecutar controles de ingeniería para maximizar el distanciamiento social y prevenir la transmisión de virus que causan enfermedades respiratorias. Este tipo de soluciones son efectivas para garantizar la salud de trabajadores, proveedores y clientes. Entre los controles de ingeniería que cumplen con los propósitos mencionados se encuentran las barreras físicas, como cubiertas protectoras plásticas transparentes; las modificaciones al ambiente de trabajo para incrementar la ventilación; y  la correcta señalización en las instalaciones para garantizar el distanciamiento y el cumplimiento de protocolos, entre otros.